¿Cómo Elegir Las Mejores Barritas Energéticas Para Tus Necesidades?

06.09.2018

Cada vez que entras en tu supermercado habitual inevitablemente te tropiezas con una infinidad de barritas energéticas. Sintiéndote algo abrumado por la enorme cantidad de reclamos de propiedades muy saludables, rápidamente compras una barrita con un sabor apetecible. ¿Pero realmente has elegido la mejor barrita para satisfacer tus necesidades?

Antes de hacer una compra, piensa por qué estás comprando esa barrita: ¿para obtener proteínas adicionales, como un alimento nutritivo o como un alimento sustituto de las comidas? ¿Sientes que debido a que estás haciendo dieta, haciendo ejercicio o centrándote en mejorar tu salud, esas barritas de energía son una necesidad? Cualquiera que sea el razonamiento, debemos saber que las barritas energeticas no son necesarias para una dieta sana y equilibrada. Antes de comprar, recuerda estos pros y contras:


Pros:

Hay muchas razones por las barritas energéticas son tan populares. En general, las barritas de energía:

- Pueden ayudar a satisfacer tus necesidades diarias de energía (calorías).

- Pueden ayudar a satisfacer tus necesidades nutricionales de proteínas, carbohidratos y grasas.

- Pueden ayudar a satisfacer otras necesidades nutricionales, dependiendo de las vitaminas y minerales agregados (es decir, calcio, zinc, hierro, vitamina D, vitamina B-12, ácido fólico, proteínas y fibra).

- Son ligeras, fáciles de llevar a cualquier lado y están bien envasadas para una buena conservación.

- Pueden ayudarnos a alejarnos de tentaciones poco saludables, como los chocolates o la comida rápida.

- Pueden ayudar a evitar los atracones que nos damos cuando se tiene demasiada hambre.

- Tienen una larga vida útil y no requieren refrigeración.

Contras:

- Nutrientes excesivos. Las barritas energéticas pueden contribuir a una ingesta excesiva de nutrientes, especialmente si estamos comiendo más de una barrita diariamente, ya estamos tomando un suplemento multivitamínico o estamos ingiriendo otros alimentos y bebidas enriquecidas. Los peligros de la suplementación excesiva varían desde molestias intestinales menores (diarrea y estreñimiento) hasta una enfermedad hepática, daño a los nervios o incluso la muerte.

- Calorías excesivas. Si se consumen con demasiada frecuencia, las barritas de energía pueden contribuir a una ingesta alta de calorías, lo que puede conducir a un aumento de peso.

- Azúcar añadido. Las barritas energéticas tienen un sabor dulce. Esto puede provenir de varias fuentes, incluidas frutas, jugos de frutas, edulcorantes que contienen calorías (azúcar, miel, jarabes) o edulcorantes artificiales y alcoholes de azúcar. Deberás leer la lista de ingredientes para conocer tus preferencias y cantidades personales.

- Precio. Con un precio entre 1€ y 2€ por barrita, este alimento de puede convertirse rápidamente en un gran gasto.

- Malestar abdominal. Algunas barritas energéticas (especialmente las variedades bajas en azúcar, bajas en carbohidratos y altas en fibra) contienen alcoholes de azúcar y fuentes alternativas de fibra que pueden causar hinchazón, gases y diarrea en algunas personas. Si bien estos ingredientes son seguros de consumir, lo mejor es controlar nuestra tolerancia personal a este tipo de ingredientes.

- Falta de datos. Hay muy poca investigación realizada en torno a las barras de energía. Si bien muchos estudios ofrecen conclusiones sobre la pérdida de peso, los antioxidantes y la construcción de músculo, no son un alimento mágico y no deben usarse como un reemplazo constante para los alimentos integrales en nuestra dieta.

- Tratamiento. Las barritas energéticas son un alimento altamente procesado, mientras que las comidas enteras y no procesadas deben ser los alimentos básicos de una dieta saludable.

- Aditivos. Algunas barritas energéticas contienen ingredientes adicionales, que consisten en ayudas para bajar de peso o ayudas para mejorar el rendimiento atlético. No hay datos que demuestren que alguno de estos aditivos sean efectivos o beneficiosos para la salud. No existen estándares con respecto a la potencia o seguridad o efectividad en estos ingredientes suplementarios, y muchos pueden dar como resultado interacciones medicamentosas y posiblemente efectos secundarios peligrosos.

Si bien ninguna barra de energía es perfecta, investiga para asegurarte de que la siguiente que comas no sea solo una golosina con más daños que beneficios para la salud. Los siguientes criterios fueron diseñados para adultos que siguen un plan de alimentación para bajar de peso. Usa las pautas según tus necesidades, ya sea para un reemplazo de comida, merienda o combustible para el entrenamiento. Y, sobre todo, cuando elijas una, ¡disfruta de tu barra de energía! Encuentra un sabor y consistencia que te guste. Asegúrate de que tu cuerpo tolera la barrita de energía sin molestias intestinales, especialmente si planeas usar la barra antes de un evento deportivo.

Barritas de reemplazo de comidas:

Cuando el almuerzo está fuera de nuestro alcance por problemas de tiempo o si deseas agregar más nutrientes a tu plan de alimentación, en ocasiones puede usarse una barrita de reemplazo de comidas. Agregar una pieza de fruta, algunas verduras crudas y una porción de yogur o leche puede ayudar a completar esta comida rápida y en movimiento. Si estás reemplazando una comida, lee la etiqueta de para encontrar una barra que contenga las siguientes métricas nutricionales:

- Alrededor de 200-320 calorías

- 10-25 gramos de proteína

- 4 gramos de fibra o más

- Alrededor de 20-40 gramos de carbohidratos

- Menos de 20 gramos de azúcar

- 12 o menos gramos de grasa

- No más del 30 por ciento de la dosis diaria recomendada de vitaminas y minerales


Barrita de tentempié:

Para tu merienda o cualquier tentempié, ten en cuenta que muchas barritas tienen niveles de calorías y azúcar similares a las golosinas. Usa los criterios que describimos a continuación para encontrar una barrita con un refuerzo de proteínas y fibra, y asegúrate de usar tu barrita con responsabilidad. El objetivo de este alimento es no solo mantenernos con energía hasta la próxima comida, sino también alejarnos de otros alimentos más tentadores que contengan un alto contenido calórico y sean menos nutritivos. Lee la etiqueta hasta encontrar una barrita que contenga:

- Alrededor de 100-200 calorías

- Unos 5-15 gramos de proteína

- 2 gramos o más de fibra

- Aproximadamente 10-25 gramos de carbohidratos

- 15 gramos de azúcar o menos

- 7 gramos de grasa o menos

- No más del 20 por ciento de la dosis diaria recomendada de vitaminas y minerales

Energía para el entrenamiento:

Antes de ir al gimnasio o comenzar una carrera larga, tu cuerpo necesita carbohidratos. Lo mejor es evitar las proteínas, grasas, fibra y alcoholes de azúcar, todo ello puede retrasar el tiempo de vaciado del estómago y retrasar la digestión, causando calambres y obteniendo unos niveles de energía muy lentos. Las barritas energéticas suelen ser demasiado altas en proteínas, grasas, fibra y, posiblemente, alcoholes de azúcar para usarse en la alimentación previa al ejercicio. En cambio, prueba con otra fuente de comida de digestión rápida antes de hacer ejercicio. Lee qué comer antes de entrenar para obtener ideas.

Durante tu entrenamiento, las barras de energía no son una opción apropiada de alimentación debido a que los ejercicios aeróbicos y de alta intensidad requieren un abundante flujo de sangre a los músculos, no al estómago para la digestión de los alimentos. Después de entrenar durante más de 60-90 minutos, considera tomar una bebida deportiva o gel deportivo para aumentar tus niveles de energía, ayudar a la hidratación y equilibrar los electrolitos en el cuerpo.

Las barritas de energía pueden funcionar bien para actividades de baja intensidad y larga duración, como dar una caminata larga y lenta o un paseo en bicicleta. (Durante el ejercicio de baja intensidad, se desvía menos sangre a los músculos).

Después de la sesión de ejercicio, tu cuerpo necesita principalmente carbohidratos (para reponer las reservas de glucógeno en los músculos), algo de proteína (para ayudar a reparar el tejido muscular dañado) y un poco de grasa (para reparación celular). Comer una comida "real" y completa es tu mejor opción. Pero si no puedes comer una comida dentro de las dos horas de haber terminado el ejercicio, entonces una barrita de energía combinada con un vaso de agua o leche y una fruta es una buena opción. Busca una barrita de reemplazo de comidas con al menos 30 gramos de carbohidratos, 10 gramos (o más) de proteínas y 5-10 gramos de grasa. Lee qué comer después de entrenar para obtener más consejos e ideas sobre alimentos.

Sin barritas

No sientas que tienes que depender de las barritas energéticas para satisfacer tus necesidades calóricas y nutricionales. Las siguientes ideas para picar proporcionan energía, nutrición y sabor de forma económica:

- Fruta fresca: manzanas, naranjas, peras, ciruelas, uvas, plátanos

- Tazas de fruta y compota de manzana individualmente envasadas

- Yogur

- Queso de hebra

- Nueces y semillas

- Galletas integrales, muffins (simples o con hummus, queso, mantequilla de maní o mantequillas de semillas)

- Mezcla de pasta casera

- Barritas de granola caseras

- Leche baja en grasa, leche con chocolate o leche de soja

- Galletas y mantequilla de maní o mantequilla de semillas

- Paquete de 100 calorías de palomitas de microondas

- Avena